Home > Toxina Shiga > Enfermedad de los edemas

Enfermedad de los edemas

Patogenia de la enfermedad de los edemas (EE)

Signos clínicos de la enfermedad de los edemas (EE)

La enfermedad de los edemas aparece principalmente en lechones recién destetados, si bien puede darse en edades posteriores, durante toda la fase de transición e inicio de engorde. La enfermedad puede ser esporádica y afectar solo a algunos animales aislados, aunque en ocasiones puede afectar a la totalidad del lote.

Los brotes agudos y subagudos se presentan a menudo provocando la muerte súbita de los animales, sin signos previos de enfermedad. Los cerdos que mueren por EE suelen tener un buen estado general. Los animales afectados pueden presentar también anorexia e hinchazón de los párpados y frente. Como resultado del edema de laringe, algunos animales pueden además emitir un sonido peculiar. El edema cerebral provoca convulsiones, ataxia y postración en decúbito lateral, así como movimientos de pedaleo de las cuatro extremidades (figura 3). Pocos cerdos sobreviven a la forma aguda de la enfermedad, pero los que lo hacen no alcanzan un desarrollo normal (muestran un retraso en el crecimiento).

El curso de la enfermedad puede ser también persistente En este caso, los signos clínicos reaparecen en el mismo lote, especialmente tras un cambio de alimentación, la retirada del óxido de zinc (ZnO) o los antibióticos del alimento, o por cualquier otro factor estresante.

cerdo con movimientos de pedaleo de las extremidadesFigura 3: Signos nerviosos (decúbito lateral, movimientos de pedaleo de las extremidades) en un cerdo con enfermedad de los edemas. Fuente: Ceva

También puede darse EE subclínica, que se caracteriza porque aunque los animales clínicamente parecen normales, presentan lesiones microvasculares que provocan un menor crecimiento.En estas piaras puede observarse heterogeneidad dentro de los lotes durante las distintas fases de producción.
Learn more

La EE crónica aparece en un bajo porcentaje de los cerdos que se encuentran en fase de recuperación de la enfermedad aguda, o en piaras en las que se detectan E. coli quiméricas, que producen toxina Shiga 2e pero también toxinas termoestables (ST) o termolábiles (LT) que causan diarrea post destete. El crecimiento de los cerdos enfermos se interrumpe durante un período que puede oscilar de algunos días a semanas, y estos animales pueden mostrar además alteraciones nerviosas unilaterales, como movimientos en círculo, lateralización de la cabeza, o atrofia de la musculatura de las extremidades, que se acompaña de debilidad progresiva. En estos casos raramente se observa edema subcutáneo.
(Fuente: Diseases of Swine, Tenth Edition, Edited by J.J. Zimmerman et al., John Wiley & Sons, Inc. Published 2012)