Home > Servicio > Noticias

Noticias

jueves, 4. marzo 2021

Escherichia coli (STEC) productora de toxina Shiga (Stx2e) es uno de los patotipos de E. coli más importantes en animales y es el agente etiológico de la enfermedad del edema (DE) en los cerdos. Se ha informado que la enfermedad de los edemas tiene una tasa de mortalidad del 50 al 90% en los rebaños y, a menudo, puede reaparecer. Una revisión de los datos de diagnóstico históricos de un laboratorio de diagnóstico veterinario reveló que aproximadamente el 19% de los aislamientos de E. coli procedentes de piaras de cerdos de EE. UU. genotipados de 2009 a 2019 fueron positivos para el gen Stx2e. Los aislamientos se caracterizaron además por la morfología de la colonia en placas de agar sangre (BA) y la susceptibilidad a los antimicrobianos.

52a Reunión Anual de la Asociación Americana de Veterinarios Porcinos (27 de febrero - 2 de marzo de 2021)

Leer el abstract

Las infecciones enterovirulentas por Escherichia coli causan pérdidas significativas en la industria porcina. En un estudio actual, se utilizó la secuenciación del genoma completo para analizar las características moleculares de una cepa ETEC multirresistente (MDR) y una cepa híbrida de Escherichia coli enterotoxigénica / productora de toxina Shiga (STEC / ETEC) multirresistente aislada de cerdos diarreicos en Suiza.

La cepa ETEC poseía tres plásmidos de virulencia, mientras que la cepa híbrida STEC / ETEC albergaba un plásmido multivirulencia que coportaba genes de virulencia de los patotipos ETEC y STEC, lo que confirma el papel clave de los plásmidos en la aparición de patotipos híbridos. Todos los genes de resistencia de la cepa ETEC se identificaron en un solo plásmido. La cepa híbrida STEC / ETEC portaba dos plásmidos de resistencia a los antimicrobianos. Se demostró que todos los plásmidos eran conjugados a temperatura ambiente y 37 ° C.

La co-localización de múltiples genes de resistencia en plásmidos conjugativos MDR plantea el riesgo de selección simultánea de varios rasgos de resistencia durante el tratamiento empírico. Por lo tanto, deben fomentarse las estrategias preventivas y la terapia dirigida después de las pruebas de sensibilidad a los antibióticos para evitar una mayor diseminación de dichos plásmidos.

Lea el estudio completo en www.sciencedirect.com

La colistina es un antimicrobiano polipéptido . A menudo se usa para tratar la diarrea neonatal y la diarrea post-destete, causada por Escherichia coli enterotoxigénico y productor de toxina Shiga (ETEC y STEC).

Sin embargo, la propagación de E. coli resistente a la colistina es alarmante. La resistencia se asoció por primera vez con mutaciones en los cromosomas hasta que Liu et al. 2015 identificó el gen de resistencia mediado por plásmidos mcr-1. Desde entonces, se han localizado cinco genes mcr diferentes y varios estudios han observado y documentado una propagación global de los genes de resistencia.

El objetivo del estudio "Co-ocurrencia de genes mcr-1, mcr-4 y mcr-5 en Escherichia coli enterotoxigénica ST10 multirresistente y productora de toxina Shiga en España" de 2006 a 2017 fue la caracterización de grupos clonales de E. coli resistentea la colistina colistina. en cerdos afectados por PWD en cría convencional.

El 76,9% de las 186 ETEC y STEC aisladas en España mostraron resistencia a la colistina. Dentro de los grupos resistentes se identificaron 102 como portadores de mcr-4, 37 como portadores de mcr-1 y 5 como portadores de mcr-5, con mcr-1 / mcr-4, mcr-1 / mcr-5 y mcr-4 / mcr- 5 que ocurren simultáneamente en cinco aislamientos. También se descubrieron tres variantes de mcr-4 diferentes y se describió al grupo clonal ST10-A (CH11-24) como el principal responsable de la propagación del gen mcr-4.

El estudio muestra la gran importancia de la cría intensiva de cerdos como reservorio de ETEC y STEC resistentes a la colistina. Esto puede convertirse en una seria amenaza para la salud humana.

La Escherichia coli productora de toxina Shiga (STEC) es un importante microorganismo patógeno que se transmite por vía alimentaria. Puede causar enfermedades graves, como colitis hemorrágica o síndrome urémico hemolítico. Se llevó a cabo un estudio de cohortes longitudinal en tres instalaciones de finalización con el objetivo de investigar la epidemiología de las STEC en cerdos al final de la fase de engorde y examinar los riesgos de que la infección por STEC pueda pasar a humanos.

De manera coincidente con nuestros estudios anteriores, la Stx2e fue la variante de Stx más frecuentemente detectada en cerdos al final de la fase de engorde (93,9 %).

Los resultados confirman que los cerdos criados para producción porcina constituyen un reservorio de infecciones por STEC en humanos. Los serotipos circulantes en las cohortes, así como los factores de manejo de las instalaciones tienen una influencia determinante en la prevalencia de las STEC.

Fuente: International Journal of Food Microbiology

Puede leer el estudio completo en www.sciencedirect.com

El Comité recomendó por tanto rechazar la concesión de nuevas autorizaciones de comercialización y promover la retirada de las autorizaciones de comercialización existentes para los productos medicinales de uso veterinario que contuvieran óxido de zinc.

Puede leer el artículo completo en pig333.com

El pasado mes de julio, la Comisión Europea adoptó una decisión de aplicación relativa a la autorización de todos los medicamentos veterinarios que contuvieran «colistina» en combinación con otros fármacos antimicrobianos de administración por vía oral.

Puede leer el artículo completo en pig333.com

Investigadores alemanes aislaron más de 400 especímenes de Escherichia coli positivos para el gen MCR-1. Este gen puede hacer que la bacteria sea resistente a la colistina, un potente antibiótico. El gen MCR-1 se encontró en el 79,8 % de las E. coli resistentes a la colistina que se aislaron. En el estudio se hizo un cribado de 10 000 cepas aisladas de E. coli, que habían sido reunidas a partir de muestras de alimentos y ganado en Alemania entre 2010 y 2015. El gen había presentado una prevalencia máxima en la producción aviar y las cadenas alimentarias. En general, los científicos defienden que la prevalencia del gen MCR-1 es dos veces más elevada en Alemania que en Francia. La resistencia a la colistina en Alemania es además superior a la media observada en el resto de países europeos, lo cual puede ser debido a un mayor uso de antibióticos de la clase polimixinas. Es preciso realizar más estudios para evaluar mejor estos hallazgos.

Puede leer el artículo completo en www.cidrap.umn.edu

Los primeros resultados de los controles de las resistencias realizados por el Instituto Federal de Evaluación de Riesgos alemán (BfR) demuestran que las bacterias resistentes a la colistina están ampliamente extendidas en las explotaciones ganaderas de Alemania. Las resistencias se encontraron con especial frecuencia en el caso de la Escherichia coli aislada en pollos de engorde. «Los resultados actuales subrayan que la estrategia de un uso responsable de los antibióticos debe aplicarse de manera sistemática en el futuro», señala el Presidente del BfR, el profesor Dr. Dr. Andreas Hensel. Se llevarán a cabo más estudios biomoleculares para valorar los riesgos potenciales para los consumidores. Se recomienda seguir unas medidas higiénicas adecuadas en la cocina, de manera que las bacterias no se transfieran de la carne a otros alimentos. Por otra parte, la carne debe calentarse totalmente antes de su ingesta, asegurándose de que alcance una temperatura de 70 ºC durante 2 minutos en el centro.

Puede leer el artículo completo en www.bfr.bund.de

Para adaptarse a las publicaciones científicas más recientes acerca del uso de antimicrobianos tanto en medicina humana como veterinaria, la Sociedad de Veterinarios de Porcino (PVS) ha actualizado sus principios para la prescripción de antimicrobianos. Estos principios dividen los antimicrobianos en 3 clases. Los de clase 1 pueden prescribirse dentro de las directrices para un uso responsable; los de clase 2 no deben usarse a no ser que se haya realizado un antibiograma o que haya una experiencia previa probada de que los antimicrobianos de primera elección han resultado ineficaces. La colistina ha pasado ahora a la clase 3, es decir a los productos que deben utilizarse solo como último recurso. Estos últimos deben utilizarse únicamente cuando no quedan otras opciones disponibles y su uso tiene que estar vinculado a un antibiograma realizado previamente en el laboratorio. Ha sido preciso realizar ese paso porque cada vez es más evidente que la colistina es un antimicrobiano de importancia vital en medicina humana. La PVS aconseja a sus miembros descargarse la nueva versión de los principios adoptados y seguir las directrices incluidas en el documento.

Puede leer el artículo completo en www.pigvetsoc.org.uk

Los campos agrícolas daneses están cada vez más contaminados por zinc. Esto es debido al elevado contenido en cinc existente en las deyecciones de los cerdos, que se utilizan como fertilizantes en los campos. El Ministerio de Medio Ambiente y Alimentación de Dinamarca calificó de «preocupantes» los datos presentados y señaló la necesidad de considerar otras alternativas. En producción porcina, el zinc y el cobre se utilizan después del destete, especialmente para la profilaxis de la diarrea y la enfermedad de los edemas. Una alternativa para combatir esta última podría ser la vacunación con una dosis única contra la toxina Shiga.

Puede leer el artículo completo en www.animal-health-online.de